¿Qué quiero vender? ¿Quién es mi cliente ideal?

Debemos tener en cuenta que antes de lanzarnos a escribir contenidos como si de pelar pipas se tratase, es súper importante asegurarnos que estamos realizando contenido interesante para nuestro público objetivo. Nunca nos olvidemos que preparamos y escribimos ese contenido para captar nuevos clientes y/o aportar valor a los que ya lo son.

Normalmente deberíamos comenzar por hacernos una serie de preguntas que pueden ayudarnos a estructurar los contenidos según el interés de nuestro público objetivo.

¿Qué quiero transmitir? ¿Quién es mi cliente ideal? ¿Cómo se siente? ¿Qué problemas necesita resolver? ¿Qué busca antes de comprar?

Es importante conocer el punto de dolor de nuestro cliente con el fin de crear contenido de valor que le ayude a encontrar respuesta a sus dudas o problemas. Hay un refrán que dice: «El que juzgue mi camino, le presto mis zapatos». Y es que cuando entendemos qué necesita nuestro cliente, tendremos la verdadera clave del éxito en nuestra estrategia de contenidos.

¿Dónde encontrar ideas para crear contenido de valor?

Si bien es cierto que el mejor contenido que puedes crear es preguntando directamente a tu audiencia, a través de las redes sociales por ejemplo, siempre es de utilidad conocer ciertos trucos que nos ayudarán a conocer más sobre nuestra audiencia en internet.

Nuestro querido amigo Google y su función de autocompletar nos sirven de gran ayuda cuando no tenemos acceso a plataformas de pago. Si comienzas escribiendo una palabra te aparecerán directamente los resultados de las búsquedas de los usuarios ordenadas de mayor a menor. En el footprint de la página también puedes conocer búsquedas relacionadas que realizan los usuarios.

Puedes acceder a plataformas como Answer the Public o Ahrefs, aunque muchas de sus funcionalidades son de pago.

Síguenos en nuestras redes y empápate de info.